673668582

Escuela de Yoga

Algo sobre nosotros

Creemos en ti

La formación de docentes en la disciplina del Yoga tiene como finalidad proporcionar al futuro instructor, aquellas herramientas y habilidades para difundir de forma correcta las enseñanzas del Yoga con habilidad y confianza.

Durante el periodo formativo, el alumno descubre y desarrolla las habilidades y destrezas que le permitirán abordar, en un futuro, las clases con satisfacción y crear sus propios seminarios y talleres para favorecer, tanto el avance, como la satisfacción de sus participantes.

YOGALAYA

Formación de Formadores

Cuando una persona decide formarse como instructor de Yoga indica que ha superado una serie de procesos derivados de la práctica o el estudio de la filosofía Yóguica. Dichos procesos, a menudo, están relacionados con el restablecimiento de la salud a nivel físico y/o mental, así como a la toma de consciencia vinculada a la conexión cuerpo-mente. Estas experiencias, sumadas a otras experimentadas por el individuo, y difíciles de asimilar por nuestra mente, inducen al practicante a avanzar hacía un nivel más profundo en el estudio de la filosofía y la disciplina del Yoga.

Clases colectivas

Cada grupo se forma y enfoca para los distintos tipos de practicantes, ya sean de iniciación, o bien, avanzados. Los horarios de cada uno son los siguientes:

  • Lunes y Jueves: 20:00
  • Lunes y Miércoles: 9:30

Talleres y retiros

Este tipo de encuentros suponen una forma de contacto y creación de lazos entre personas que favorece la toma de consciencia, respecto a la actitud personal en situaciones relacionadas con su entorno social y/o familiar. La forma en que la persona suele abordar las distintas situaciones de su vida cotidiana, lleva cierta carga limitativa relacionada con su historia personal y/o social, y debido a ello, sus actos y respuestas en la interacción con otras personas, van impregnados de esas limitaciones, de tal forma que le impiden expresarse con naturalidad y/o asertividad en situaciones límite.

Nuestro objetivo

con las personas

Uno de los principales objetivos de las enseñanzas del yoga es que el practicante tome consciencia de su cuerpo mediante la observación de las reacciones a nivel muscular, visceral y mental durante los estados de vigilia de forma que pueda participar en la regulación del organismo cuando siente que pierde el equilibrio. Este objetivo se  puede cumplir en la primera etapa de la práctica siempre que ésta sea regular. 
Una vez que la persona ha tomado consciencia de la conexión existente entre su cuerpo y mente, así como de la posibilidad de intervenir activamente en la búsqueda del propio equilibrio, siente la necesidad de ir más allá al experimentar sensaciones inexplicables a nivel interior que le conducen a indagar en la lectura de textos y en todo aquello que guarde algún tipo de relación con la naturaleza interior de la persona. Es en este punto, donde podemos hablar del siguiente objetivo del yoga; el despertar de la consciencia sutil y la conexión con el todo. Se trata de la experiencia derivada de las técnicas y prácticas relacionadas con el yoga clásico o Raja Yoga, que distan de cualquier práctica religiosa y que han sido practicadas durante siglos por numerosos practicantes. Estas técnicas ayudan  a conocerse a nivel profundo al permitir  sentirse formar parte esencial de un todo, en el que se es valioso y necesario y que ayuda a liberarse de condicionantes, dudas y otras limitaciones.
Después de pasar por esta segunda etapa, el practicante siente que su puzzle personal  encaja en el mundo y entiende que todo lo que ha ocurrido en su vida le ha servido de ayuda para llegar a este punto y encontrarse consigo mismo. Entonces, toma conciencia del significado de la palabra libertad y de la importancia de continuar  su camino como un  Ser libre, aceptando su presente como parte esencial en su etapa evolutiva.

Metodología

y propuesta educativa

El sistema de enseñanza está basado en la forma clásica de aprendizaje, a través del cual, el estudiante avanza en la práctica con ayuda de un guía o profesor que le acompaña y sirve de apoyo en la resolución de dudas y/o dificultades que suelen presentarse durante el proceso formativo. De este modo, el aspirante a profesor  siente plena libertad para dejar aflorar su potencial creativo y didáctico, favoreciendo la integración de conocimientos y el desarrollo de su propio estilo al mostrar autenticidad y naturalidad en la instrucción de clases.

Práctica

y aplicación

La formación teórica es parte importante en la integración de conocimientos al ayudar a profundizar en aspectos tan importantes como historia, filosofía y otros temas básicos vinculados a las técnicas y prácticas del yoga, pero respecto a la formación práctica casi todos los sistemas educativos coinciden en la importancia de profundizar en esta parte al ser la que aporta mayores beneficios, sobre todo, cuando se trata de conocimientos pedagógicos.
En la instrucción de clases, la formación práctica aporta soltura a la vez que favorece la confianza en el estudiante, por lo que es, de suma importancia, que el aspirante a formador imponga su voluntad y practique de forma activa cada una de las técnicas relativas a su instrucción como profesor. La ausencia de disciplina en la práctica supone un retroceso y estancamiento, que poco ayudará a su desarrollo como instructor.

Como ejemplos que nos ayuden a ilustrar la importancia de las prácticas continuadas podemos tomar la postura de Savasana y las practicas para despertar la energía Kundalini.
Para alguien que practica yoga, las diferencias entre la postura de Savasana y el despertar de la Kundalini son evidentes, no obstante, ambas poseen aspectos comunes a nivel práctico pues para experimentar sensaciones con cada una de ellas, es necesario aplicar técnicas que se pueden leer en casi todos los textos del yoga. Sin embargo, para conocer a fondo cada postura y cada técnica, se requiere de una práctica continuada y asistida, que dirija al estudiante en el despertar de la sensibilidad interior y en la resolución de dudas que le ayuden a despejar el camino que le conduce hacia la vivencia de su propia experiencia. 
La postura de Savasana suele aportar descanso a nivel físico en un principio, pero  después de un tiempo de práctica es posible llegar a establecer una profunda conexión con la desconocida naturaleza interior. Algo similar ocurre con el despertar de la energía Kundalini, pues al inicio de la práctica las sensaciones despertadas pueden llegar a  parecer confusas y/o molestas, pudiendo aparecer la sensación de miedo o duda en el estudiante. Estas sensaciones y sentimientos de duda se disuelven a medida que el estudiante avanza en la práctica al observar sensaciones de relajación y estabilidad a nivel corporal, y, concentración y claridad a nivel mental, acercándose poco a poco hacia el despertar de la energía Kundalini que viene a ser el eslabón que culmina con el descubrimiento de su propia naturaleza interior y que le conecta con todo lo que existe, permitiéndole examinar las respuestas a los interrogantes relacionados con su existencia.

Que la duda no guie tu práctica